Hª de un divorcio

Lunes 2Esta es la historia de un divorcio. Lunes narra la experiencia de una mujer que recibe la noticia-bomba de que su marido quiere separarse. Empieza entonces la aventura de reconstruirse, reencontrarse consigo misma y conocerse mejor.

En sus últimas lineas dice: "pensaba que todo estaba hecho y me había resignado a pasar los días asomada al alféizar de la vida de mis hijos y mi marido...". "Pero no miraré en cajones de sastre buscando finales que no quiero recordar, cuando hay principios por escribir."

Esta estupenda lectura me da pie para reflexionar sobre el proceso de un divorcio y las fases por las que una persona debería transitar. Una separación o divorcio es una crisis vital que te sume en una montaña rusa emocional. Por eso, es bueno y sano vivir momentos de rabia y enfado, tristeza, miedo, rendición y aceptación... aunque no necesariamente por este orden. En un capítulo del libro, la protagonista acude a la consulta de un psicólogo y éste le dice: "enfádate pero sólo lo necesario, ni un minuto más." Si la persona se queda anclada en la rabia y el rencor paraliza su proceso de crecimiento y la herida no sana.

Vivir una separación pone patas arriba muchos aspectos de la vida de una persona. Con frecuencia, se bloquea al descubrir que tantos años junto a otra persona, le han hecho alejarse de sí misma y no sabe qué quiere y qué le gusta a ella en la vida. Además no sólo se rompe la pareja; también se trunca una familia (hijos, familia política), los recuerdos compartidos con esa persona y los sueños y planes para el futuro. En realidad hay que afrontar varios duelos simultáneos. 

"Al principio la energía se necesita para intentar sujetarse y no caer." Luego el tiempo avanza despacio y tienes que empezar a hacer las cosas solo, tomar decisiones por tu cuenta y empezar a habitar todo ese tiempo que se ha quedado huérfano, sin compañía, vacío. Tema aparte son los hijos. Dedicaré un post a cómo ayudar a los hijos a vivir la separación de sus padres de la manera menos traumática posible.

Llega entonces el momento de invertir esa energía en reconstruir. La protagonista decide vivir como un lunes cada día de su vida. "He decidido empezar a vivir en el principio, no en el final de mi matrimonio." "Los lunes amanecen siempre bañados por la luz de las infinitas posibilidades." Me encanta el trasfondo que reflejan esos lunes: "No miraba atrás, sólo miraba hacia adelante. Se había acabado todo, pero todo empezaba de nuevo. Un gran momento. El que me pondría a prueba. De repente supe que estaba quitándole el precinto a una nueva vida. Y supe que quería el papel de protagonista, nunca más el de actriz secundaria."

Consulta privada de Miriam Magallón, psicóloga clínica.
C/Mauricio Legendre 2,4º I. 28046 Madrid. (Zona Pza. Castilla)
Cita previa: 605146096

 

 

 

 

 

Terapialogo footerPsicología

He colaborado con

Datos de contacto

Miriam Magallón:

Teléfono: 605146096

C/ Mauricio Legendre 2,4º I
28046 Madrid, Zona: Pza Castilla

Registrate en nuestro boletín

Si quieres recibir mi resumen mensual de artículos, apúntate.
Please wait

Localización