Miriam Magallón
Psicóloga (M-18399) | 605146096

Terapia humanista-experiencial

Surgió como reacción al conductismo y al psicoanálisis, dos teorías con planteamientos opuestos en muchos sentidos pero que predominaban en ese momento. Trata de considerar a la persona como una globalidad y tiene muy en cuenta sus aspectos existenciales (la libertad, el conocimiento, la responsabilidad, la historicidad), criticando a una psicología que, hasta entonces, se había inscrito exclusivamente como una ciencia natural, intentando reducir al ser humano a variables cuantificables, o que, en el caso del psicoanálisis, se había centrado en los aspectos negativos y patológicos de las personas.

Dentro de esta corriente los enfoques teóricos y terapéuticos son tan diversos que no es posible plantear un modelo teórico único. Pero en términos generales podemos exponer una serie de principios y énfasis:

  • Énfasis en lo único y personal de la naturaleza humana: el ser humano es considerado único e irrepetible.
  • Confianza en la naturaleza y búsqueda de lo natural: el ser humano es de naturaleza intrínsecamente buena y con tendencia innata a la autorrealización. Por lo tanto, como seres humanos debemos confiar en la forma en que las cosas ocurren, evitando controlarnos o controlar nuestro entorno.
  • Concepto de conciencia ampliado: la conciencia que tenemos de nosotros mismos y la forma en que nos identificamos con nuestro yo o ego, es uno de los varios estados y niveles de conciencia a los que podemos llegar, pero no es el único.
  • Trascendencia del Ego y la tendencia hacia la Totalidad que somos: la tendencia de toda persona es ir alcanzando cada vez niveles de conciencia más evolucionados, más integradores (de partes de nosotros mismos y de nuestra relación con el resto.
  • Superación de la escisión mente/cuerpo: el cuerpo es una fuente muy valiosa de mensajes acerca de lo que somos, hacemos y sentimos, así como medio de expresión de nuestras intenciones y pensamientos. Funcionamos como un organismo total, en que mente y cuerpo son distinciones hechas sólo para facilitar la comprensión teórica.
  • Reequilibrio entre polaridades y revalorización de lo emocional: nuestra cultura prima lo racional, los pensamientos frente a las emociones que son la guia de nuestra vida. Esto hace que nos desequilibremos y desconozcamos aspectos valiosos de nosotros mismos. Prima el cultivo de lo emocional, lo intuitivo, lo contemplativo, en un intento por reestablecer ese equilibrio.
  • El reconocimiento del otro como una totalidad hace que dejemos de verlos como objetos o medios para alcanzar nuestros propósitos personales. Esta corriente va buscando la comunicación plena.

En la corriente humanista hay muchas escuelas, yo destacaría la Terapia Gestalt por ser mi especialidad. Si quieres saber mas sobre ella, pincha aquí.

Terapialogo footerPsicología

Datos de contacto

Miriam Magallón:

Teléfono: 605146096

C/ Mauricio Legendre 2,4º I
28046 Madrid, Zona: Pza Castilla

Registrate en nuestro boletín

Si quieres recibir mi resumen mensual de artículos, apúntate.
Please wait

Localización